Decisiones infieles

Una decisión, aparentemente inocente, puede tener consecuencias nefastas
Vi, con mi esposa Jacqueline, la película llamada Infidelidad. Considero que una escena en particular es muy relevante para el matrimonio. La película es sobre un matrimonio promedio, económicamente bien acomodados con solo un hijo. Él mantiene un horario laboral normal y ella trabaja en casa. Mantienen una relación de comunicación buena y una relación íntima placentera para ambos. No parecen experimentar insatisfacciones. Un día como cualquier otro la esposa sale a hacer una diligencia y sufre un accidente, en el que se lastima una rodilla. En ese dramático momento aparece en escena un hombre, (en palabras de mi esposa, «muy guapo») que la ayuda. Él la invita a subir a su apartamento para curarle la herida. Ella tiene unos segundos para tomar una decisión: subirse al taxi que acaba de llegar, para llevarla a casa, o subir al apartamento del galán. Uno de los dos caminos debe escoger; cada uno tendrá una inevitable consecuencia. Conociendo el título de la película creo que ya sabe qué decisión tomó la mujer. ¿Las consecuencias? Las inevitables en toda relación de adulterio; dolor, llanto, depresión, decepción, tristeza, soledad y, en el caso de la película , un final con manchado con sangre.

A nosotros nos quedaron algunas claras conclusiones: Algunas decisiones, tomadas en cuestión de segundos, tienen consecuencias eternas. Ante la indecisión, decida conforme a principios de Dios. En segundo lugar, recordamos que Dios siempre da la salida en tiempos de tentaciones y pruebas. La mujer de la película tuvo en sus manos la oportunidad de escapar, pero optó por el camino incorrecto. En tercer lugar no debemos sobreestimar la fuerza de voluntad que creemos tener. Para ser bien claros: algunas personas parecen tener un «irresistible» atractivo para nosotros. Si percibimos una atracción más allá de lo normal deberíamos ser honestos y alejarnos a una distancia prudencial de ellos. Este último punto tiene connotaciones prácticas. Por ejemplo: no acepte invitaciones de Facebook de estas personas, no comparta mensajes de texto y no tenga conversaciones profundas ni cercanas con ellas. Nunca arriesgue quedar a solas en el mismo lugar, ni alimente fantasías de la vida que podría haber disfrutado con esta persona. Por el contrario, tome control de los pensamientos y, al mejor estilo de José, escape por su vida.
  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
0 Comentarios
Marco Vega
Marco Vega, nacido en Costa Rica, es el director para Desarrollo Cristiano Internacional en Costa Rica y también el pastor principal de la Iglesia Vida Abundante del Sur. Posee un maestría en Gerencia General y, actualmente, estudia para obtener una maestría en Teología. Ha trabajado por más de diez años en la formación de obreros. Está casado con Jacqueline y tienen dos hijas. Vive en San José.
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Editorial JUCUM es parte de la organización Juventud con una Misión. Organismo de caracter interde...
Creamos elementos para la danza- vestuario de danza, banderas, lluvias, mantos, cintas, y tambien es...
Portal Cristiano Oficial de los Cristianos de Republica Dominicana.
Es un ministerio dedicado a refrecar y animar a la mujer. Cuenta con una pagina de internet que incl...
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com