La unidad entre los hermanos produce gozo

Sermón basado en Filipenses 2.1-4
La unidad entre los hermanos produce gozo

Introducción

Los altercados en la iglesia y en la familia son muy comunes. Estos se dan por la actitud de los miembros de la congregación o de la familia en cuanto a sus derechos y responsabilidades. Entonces, uno se pregunta, ¿qué está obstaculizando la unidad de la iglesia o de la familia?

Contexto

Pablo le suplica a los hermanos que vivan conforme a la dignidad cristiana, les anima a tener una conducta realmente ejemplar en vista de su condición. (1.27-30) Les pide que mantengan la unidad. (2.1-4)

I. El cristiano debe motivarse a vivir en unidad. (2.1)

La expresión por tanto, indica que se tiene que prestar atención al antecedente. En este caso tiene que ver la buena manera de vivir. (Fil 1.27-30) Pablo indica las consecuencias de una buena manera de vivir está vinculada con las actitudes de las personas.

¿Cómo se motiva?

A. Por medio del consuelo de Cristo. (2.1a)

1. Pablo no está diciendo que no la haya consuelo. Lo que está diciendo es que si están en Cristo deben haber experimentado un estímulo de consolación. (Véase Gá 3.29)

2. El consuelo que los creyentes comparten, sólo se puede encontrar en Cristo.

a. El consuelo de Cristo es «en toda buena palabra y obra». (Véase 2 Ts. 2.16-17)

b. El consuelo se da en medio de la tribulación. (2 Co 1.3-5)

B. Por medio del consuelo de amor

1. Algunas creyentes pareciera que no tienen el amor de Dios.

2. El consuelo de amor viene de Dios Padre, de Cristo y del Espíritu Santo, e incluso de muchos hermanos. (Véase 2 Co 1.3-5)

C. Por medio de la comunión del Espíritu

1. Toda persona que ha creído en Cristo como Salvador tiene el Espíritu Santo. (Hch 2.38-39; 5.32)

2. El Espíritu mora en nosotros. (1 Co 3.16)

3. Incluso nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. (1 Co 6.19)

4. El Espíritu ha bautizado a los creyentes en el Cuerpo de Cristo. (Véase 1 Co 12.13; Jn 7.37-39)

5. El Cuerpo de Cristo es el lugar de comunión del Espíritu Santo. (2 Co 13.14)

D. Por medio del afecto y la misericordia

1. Ese afecto viene del Señor y de los hermanos. (Fil 1.8)

2. La misericordia viene de nuestro padre misericordioso. (Ef 2.4-7)

¿Por qué la unidad produce gozo?

II. La unidad produce gozo por su procedencia. (2.2)

La unidad produce gozo porque procede del Espíritu, de la comunión espiritual entre los creyentes. Que procede del Espíritu se hace evidente porque:

A. Enfocan sus pensamientos en lo mismo: «siendo del mismo sentir» (BLA)

1. Por un lado, «pensar lo mismo». Pensar lo mismo no significa uniformidad. Tiene que ver con la manera de conducirse. Es tener la mente de Cristo.

2. Es indispensable para vivir en unidad. (Véase 1 Co 1.10)

B. Manifiestan amor cristiano: «conservando el mismo amor»

1. Es consecuencia de tener un mismo sentir.

2. Al tener la misma calidad de amar, se tiene que amar. Es un fruto natural de la comunión cristiana. Es un amor sincero, ferviente que procede del corazón. (Véase 1 Pd. 1.23)

C. Practican una ferviente unidad: «unidos en espíritu»

1. Literalmente, «de un alma», «teniendo sus almas unidas» Es la manifestación de la verdadera persona, particularmente en afectos y voluntad.

2. Sugiere un actuar en conjunto como si fuese una sola persona la que conduce la iglesia.

3. Por lo tanto, el servicio a Dios se realiza en conjunto, en armonía completa, no como entidades separadas.

D. Concuerdan en propósito: «dedicados a un mismo propósito»

El servicio al Señor tiene que ser tanto externo como interno. Se tienen que buscar los mismos propósitos e intenciones.

Para tener esa clase de unidad, ¿cuáles son las actitudes requeridas?

III. Las actitudes requeridas para obtener gozo por medio de la unidad. (2.3-4)

Ahora, Pablo pasa al plano individual: Cada uno. Con anterioridad se ha referido a la comunión en conjunto de iglesia.

A. Sin egoísmo: «Nada debe ser hecho por egoísmo o por vanagloria»

1. ¿Cuáles son las actitudes que no deben tener? Deben eliminar aquellas que destruyen la unidad:

a. Egocentrismo. Jamás debemos permitir que nuestro motivo sea el egoísmo o la vanidad.

b. Por el contrario, se debe tener una actitud cristocéntrica

2. Deben librarse de:

a. El deseo de exaltarse a sí mismo («ambición egoísta»)

b. La valoración incorrecta del uno mismo («presunción»)

Deben sustituirse por...

B. Humildad: «Actitud humilde»

1. Se debe tener una mente humilde, no la apariencia de humildad.

2. La humildad sustituye con eficacia el problema de la presunción o vanagloria

3. La humildad es fácil de mantener si recordamos nuestra propias faltas.

Andrew Murray dijo: La persona humilde no es la que piensa primero en sí misma; es la que sencillamente no piensa en sí misma en absoluto.

C. Propósito correcto, al valorar correctamente a los demás: «...cada uno considere al otro como más importante que a sí mismo»

1. Al valorarse uno mismo. Siempre debemos considerar a los demás como más importantes que uno.

a. Podemos saber nuestros propios defectos, pero no conocemos los defectos de las otras personas.

b. Podemos conocer lo externo de las demás personas, pero nos cuesta conocer nuestro interior.

c. Veamos nuestros propios corazones, con todas las faltas.

2. Al respetar a los demás. Cuando Pablo les escribe a los hermanos de Roma, les pide: «respetándose y honrándose mutuamente» (Ro 12.10b)

D. Búsqueda del bienestar ajeno: «Cada uno deber velar... propios intereses... de los demás» (4) Nuestra atención tiene que incluir a las demás personas.

1. Esta actitud elimina el problema de la «ambición egoísta».

2. Es una actitud madura, y es la misma actitud de Cristo. (Ro 15.1-3)

3. Esta debe ser la actitud de toda persona que se considere cristiana.

Conclusión

1. Las buenas actitudes son esenciales para tener unidad que produzca gozo.

2. Las actitudes por si solas no traen la unidad y gozo.

a. La unidad se obtiene cuando basamos nuestra vida en la verdad.

b. Tener buenas actitudes sin ser genuinos sólo producen un sentido falso de gozo.

c. Pero sin estas actitudes, sosteniendo la verdad por sí misma no se produce el gozo que buscamos. Sólo en Jesús se puede satisfacer el gozo por medio de la combinación de buenas actitudes y la verdad.

  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
0 Comentarios
Articulo
por Mark Patin
Articulo
por Fausto Liriano
Articulo
por Miguel Angel de Marco
Articulo
por David Anabalón
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Comentario: Escucha por Vida- La fuente principal en el internet para escuchar Audio Cristiano. Escu...
El poder de Dios en accion con los pastores Ricardo y Emilia ponce.
Somos una Iglesia Cristiana Bautista, estamos al lado de la gente constantemente, tenemos un grupo m...
La Escuela Teologica de Liderazgo (ETL) fue fundada por el Dr. Luis A. Nazario en Bayamón, Puerto...
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com