El liderazgo de los padres

Los niños siempre retan al liderazgo paterno. Cuestionarán los límites que usted establezca y probarán su paciencia con desafíos infantiles a su autoridad. Cuando la voluntad de un joven se enfrenta con la voluntad del padre, es imperativo que el padre gane. De otra manera, el niño asume autoridad sobre el padre.
El liderazgo de los padres

Un niño es una persona. Puede ser herido o inspirado. Su espíritu puede ser quebrantado o elevarse a las alturas. El o ella es una creación de Dios, impresionable, flexible, confiada a los padres para amar, criar y entrenar. El niño nace con una voluntad propia que dice: «Haré lo que quiero«. Está totalmente orientado hacia sí mismo. La responsabilidad de los padres cristianos es guiar a los hijos de la voluntad propia a la voluntad de los padres y de allí a la voluntad de Dios. Los niños que nunca rinden su voluntad a sus padres tienen gran dificultad en someter su voluntad a Dios y aceptar a Jesucristo como la más alta autoridad en la vida. Si un joven rinde su voluntad desafiante a sus padres desde temprano en la vida, será más fácil que acepte libremente el señorío de Jesucristo en su vida al momento de la conversión. Jesús dijo: «De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos (Mt. 18:3)

En su libro Cómo criar a un niño difícil, el Dr. James Dobson nos habla de una obstinada niña de tres años que rehusó obedecer una orden directa de su madre. Ella dijo: «¿Sabes? Tú sólo eres mi mamá? Ahora sonreímos ante una afirmación tan infantil, pero si se deja pasar sin reparo en los años de crecimiento, tal desafío más tarde será expresado en términos que herirán aún más profundamente. Recientemente, cuando caminaba frente a un hogar en mi vecindario, escuché a una madre y su hija adolescente gritándose una a la otra desde una ventana en el segundo piso. La hija gritaba a su madre:

«¿Quién te crees que eres?» Qué trágico La madre de la adolescente, y probablemente su padre también, habían fracasado en asumir el liderazgo paterno desde temprano en la vida de esa jovencita. La madre estaba cosechando un vendaval de desafío voluntarioso y rebelión.

Los niños siempre retan el liderazgo paterno. Cuestionarán los límites que usted establezca y probarán su paciencia con desafíos infantiles a su autoridad. Cuando la voluntad de un joven se enfrenta con la voluntad del padre (y esto sucede a diario>, es imperativo que el padre gane. De otra manera, el niño asume autoridad sobre el padre.

El departamento de policía de Houston, Texas, publicó una interesante lista de reglas para criar delincuentes:

Doce reglas para criar hijos delincuentes

1. Empiece desde la infancia a dar al niño todo lo que quiere. De esta manera crecerá creyendo que el mundo está a sus pies.

2. Cuando empiece a decir malas palabras, ríase de él. Esto lo hará creer que es divertido. También lo animará a adquirir frases más «divertidas que más tarde harán que usted pierda la cabeza.

3. Nunca le dé enseñanza espiritual alguna. Espere a que tenga 21 entonces permita que «escoja por sí mismo».

4. Evite el uso de la pala «incorrecto«. Puede hacer que él desarrolle un complejo de culpabilidad. Esto lo condicionará a que más tarde crea, sea arrestado por robar un automóvil que la sociedad está en su contra y está siendo perseguido.

5. Recoja todo lo que deja tirado por allí: libros, zapatos y ropa. Haga todo por él, a fin de que obtenga experiencia en dejar toda la responsabilidad a otros.

6. Permita que lea cualquier material impreso en el que pueda poner la manos. Tenga cuidado de que los cubiertos y los vasos estén esterilizados, pero permita que se recree en la basura.

7. Discuta con frecuencia en presencia de sus hijos. De esta forma no se verán conmocionados cuando más tarde su hogar se desintegre.

8. Dé a su hijo todo el dinero que quiera para gastar. Nunca permita que gane su propio dinero. ¿Por qué debe ser tan dificil para él como lo fue para usted?

9, Satisfaga cada uno de sus antojos de comida, bebida y comodidad. Vea que cada deseo sensual sea gratificado. Negarle algo puede guiarlo a una frustración dañina.

10. Tome el lado del niño contra los vecinos, maestros y policías. Todos ellos tienen prejuicios contra su hijo.

11. Cuando su hijo se meta en verdaderos problemas, excúsese usted diciendo:

«Nunca pude hacer nada con él».

12. Prepárese para una vida de dolor. Cumple los requisitos para tenerla.

Aunque sea difícil de creer, sus hijos desean su liderazgo paternal. Ellos buscan un modelo por el cual vivir, un ejemplo espiritual, alguien que solucione problemas sociales y financieros y que le dé el amor y la comprensión paternal.

Sus hijos necesitan, además, de su aliento positivo. Los jóvenes y jovencitas responden al elogio. Los padres deberían ser los primeros en elogiar a sus hijos cuando hacen un buen trabajo en la escuela, la iglesia o el hogar. Hay un enorme poder en la alabanza paterna.

Los hijos también responden al elogio en la escuela. El National Research Bureau [La Oficina Nacional de Investigación con sede en Washington, D.C., reportó lo siguiente:

Después de un estudio de cuatro años en 12 escuelas de vecindarios pobres de Londres, un equipo de la universidad de Londres encontró que la forma en que se maneja una escuela puede hacer una gran diferencia en cuánto aprende un niño o cómo se comporta. Los niños tendían a ser mejores en la escuela cuando las clases empezaban a tiempo, el elogio era inmediato y frecuente y se hacía sentira los alumnos que el éxito era natural.

Los niños necesitan tanto el afecto paternal como el elogio. Hay un letrero engomado que se coloca en los paragolpes de los autos que expresa lo siguiente: «¿Ya abrazó a sus hijos hoy? Sirve como un recordatorio amigable para todo el que lee esos letreros, a fin de que muestre afecto paternal a sus hijos.

Los padres son los líderes naturales de las familias. Los hijos los seguirán si los padres, especialmente los papás, muestran un fuerte liderazgo que honra a Cristo.

Traducción: Lucrecia Ortiz Tejada.

El Dr. Pablo A. Kienel es presidente honorario y fundador de la Asociación Internacional de Escuelas Cristianas (ACSI) con sede en Colorado Springs. Este artículo es una de las muchas publicaciones breves de ACSI, dirigidas a educadores e instituciones educativas cristianas. Usado con permiso.

  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
0 Comentarios
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Instituto Biblico Teológico.
Comentario: Casa Nazarena de Publicaciones (CNP) es la editorial de la Iglesia del Nazareno en el id...
Somos una Iglesia Cristiana Bautista, estamos al lado de la gente constantemente, tenemos un grupo m...
Literatura y Recursos para el Crecimiento Espiritual del Creyente y su Comunidad
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com