Predicar sobre personajes bíblicos (Segunda Parte)

Los errores que se deben evitar cuando se predica sobre personajes históricos en la Biblia.
Predicar sobre personajes bíblicos (Segunda Parte)

La predicación biográfica, que consiste en sólo comentario, resulta tan aburrida como un discurso kilométrico. Pero un personaje bíblico con un enfoque claro y vivo, muy a menudo provee el canal de la verdad exacta que el predicador necesita. Blackwood ilustra una de las formas en que los sermones biográficos pueden ser usados para predicar sobre doctrina:«De las vidas de los hombres cuyos pasajes están marcados por una huella de luz duradera, compilemos píamente cada palabra.» «Por ejemplo, piense en la providencia de Dios en la vida de algún hombre ocupado. Pero para no argüir sobre el asunto, o tratar de probarlo por medio de la lógica, tomemos el caso de José. A veces mencionamos que durante años difíciles y llenos de desilusiones, así como en sus aventuras en el palacio de Egipto, Dios mantenía su vista sobre su siervo y amigo. Esto es providencia, en lo que concierne a un solo hombre. De acuerdo con la raíz de la palabra, providencia quiere decir que Dios es el gran proveedor. Él conoce el futuro y prepara el camino para el hombre que confía en Él. Algunos estudiantes de la Biblia llaman a esta la doctrina de la providencia particular.» 
Así que, para un sermón basado sobre un gran personaje bíblico, el predicador procede bien al enfocar la predicación claramente en una verdad según se encuentra en la experiencia del personaje en cuestión.
Para que el sermón bibliográfico sea eficiente, el predicador debe reconocer que la Biblia no es simplemente una antología de biografías. Los detalles deben llenarse de acuerdo con los datos históricos y geográficos del contexto y de obras de referencia. Una imaginación despierta siempre ayuda a la predicación biográfica, pero la imaginación debe aplicarse solo cuando se haya hecho un estudio minucioso del tiempo, de la cultura y de la geografía del personaje bíblico en consideración. La predicación biográfica útil le da atención a la situación vivencial del personaje que se estudia.
El impacto de la predicación biográfica frecuentemente pierde su fuerza cuando el predicador sobrecarga su predicación narrativa con largas explicaciones y conclusiones forzadas. Bauhmann resume la idea afirmando: «Los sermones narrativos poseen aplicaciones sugestivas implícitas a través de todo el sermón y no es necesario insultar al oyente martillándoselas». Cuando uno predica acerca de personajes de la Biblia, es bueno dejar que estos hablen, lo cual se logra por medio de la descripción, la acción de conversaciones registradas en el pasaje bíblico.
La buena estructura de una predicación biográfica, generalmente requiere que el predicador luche contra la secuencia del tiempo de la vida del personaje del cual está predicando. Por ejemplo: la juventud, la madurez, la ancianidad, o un evento específico o series de acontecimientos, como antes y después de la conversión.«Vez tras vez, cuando echamos otra mirada a los personajes de la Biblia, encontramos nuevas relaciones, nuevos significados y nuevas aplicaciones para nuestros tiempos y para nuestras vidas». Una predicación agradable sobre la santidad puede surgir de algún sermón basado en algún personaje particular del Nuevo Testamento en las etapas pre y post Pentecostés. Otra forma de predicar, que siempre llama la atención, es el contraste entre dos personajes bíblicos, como Jacob y Esaú, Pablo y Bernabé o Pedro y Juan. Otra forma de elevar el personaje bíblico en el sermón consiste en seguir su crecimiento espiritual. Entonces el oyente puede concluir que sí hay esperanza para él y podrá asegurar: «Yo también puede crecer».
La predicación biográfica debe centrarse en la posibilidad de la obra de la gracia en el ser humano. Muchos personajes bíblicos pecaron y fracasaron en su vida, lo cual nos advierte para ser precavidos; pero un mensaje totalmente negativo sin la proclama de que Dios está dispuesto a hacer de cada persona una nueva criatura, no es una predicación biográfica eficaz. Por el contrario, nuestra más poderosa predicación debe proclamar que Dios obra redentoramente en los humanos.
Luis Pasteur captó el valor de los estudios biográficos cuando escribió: «De las vidas de los hombres cuyos pasajes están marcados por una huella de luz duradera, compilemos píamente cada palabra, cada incidente que dé a conocer los incentivos de sus grandes almas para la educación de posteridad». Esta es una meta que vale la pena para cada sermón basado en algún personaje bíblico.
En la predicación biográfica se debe evitar recalcar demasiado a cierto personaje. J. Sidlow Baxter explica que hay una fuente inagotable de recursos biográficos: «Vez tras vez, cuando echamos otra mirada a los personajes de la Biblia, encontramos nuevas relaciones, nuevos significados y nuevas aplicaciones para nuestros tiempos y para nuestras vidas».
Espere en los próximos días: «Cómo conseguir la idea del sermón sobre un personaje bíblico».

Continue leyendo...
Publicado por primera vez en Pensamiento Cristiano, 1979. Se usa con permiso. DesarrolloCristiano.com, derechos reservados, ©Copyright, 2010.
  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
0 Comentarios
Articulo
por Bill Hull
Articulo
por Mark Patin
Articulo
por Fausto Liriano
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Portal Cristiano Oficial de los Cristianos de Republica Dominicana.
La Escuela Teologica de Liderazgo (ETL) fue fundada por el Dr. Luis A. Nazario en Bayamón, Puerto...
Centro de estudios e investigación biblíco-teológico dedicado a la formación de agentes pastoral...
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com