Finanzas sanas para un ministerio sano

El manejo eficiente de los recursos económicos del ministerio es uno de los grandes desafíos que enfrentan los líderes en la actualidad.
Finanzas sanas para un ministerio sano Enseñe regularmente sobre finanzas
La mayoría de los pastores sienten algo de vergüenza al tratar en sus predicaciones temas relacionados con el dinero. Muchos temen que la congregación interprete que están buscando un provecho personal en el incremento de las ofrendas. No obstante, el manejo correcto de las finanzas es una de las áreas donde más frecuentemente evidencian confusión los cristianos.No es bueno mantener una postura de inocencia frente a los peligros que representa el mundo de las riquezas. Son muy fuertes las presiones de nuestra cultura para vivir según los parámetros de una sociedad de consumo, y si la iglesia no provee enseñanzas claras y prácticas sobre una perspectiva espiritual de los recursos materiales, la congregación acabará cediendo ante esta presión. No olvide que el tema del dinero es uno de los que más frecuentemente enseñó Jesús a las multitudes.
Sea cauteloso
Es muy fácil creer que los terribles estragos provocados por el uso indebido de las riquezas es un problema solamente de los ricos. Cristo, sin embargo, enseñó sobre la existencia de fuerzas espirituales detrás del dinero para convertirlo en un «señor», capaz de dominar implacablemente a quienes lo sirven. Este amo competirá ferozmente con cualquier otra lealtad que intentemos incorporar a la vida, a tal punto que acabaremos odiando a uno y sirviendo a otro (Mt 6.24). No es bueno, entonces, mantener una postura de inocencia frente a los peligros que representa el mundo de las riquezas. Son muchos los ministerios caídos por la falta de sabiduría en el manejo de las finanzas. Mantenerse íntegro en el manejo del dinero solamente será posible si se está alerta a las muchas maneras en que se puede caer.
Mantenga un control de los gastos
El elemento que más contribuye al mal manejo de fondos, según afirma Foster en su libro Dinero, sexo y poder, es el no tener idea del destino final de las finanzas. Es común que la iglesia, sin embargo, opere con esta simple regla: si hay dinero, se gasta, y si no lo hay, no. Empero, esta forma de trabajar no permitirá nunca identificar los rubros en que se están realizando gastos, ni tener idea de la forma en que se están administrando los fondos que la iglesia recibe. Cuando existe esta ignorancia acerca del destino final de la ofrenda tampoco se podrán hacer las correcciones necesarias a su administración ni tampoco proyectarse con inteligencia hacia el futuro. No hace falta un elaborado sistema de control, pero acostumbre a los administradores de los recursos de la iglesia a identificar las formas en que se está utilizando el dinero.
Ore seguido por las finanzas
Se acostumbra orar por una diversidad de temas en los diferentes encuentros que tenemos como congregación, pero son pocas las veces en que escuchamos oraciones inteligentes por las necesidades financieras del ministerio. El orar regularmente por las finanzas nos permite afianzar en la conciencia general la convicción de que todos lo recursos que necesita la congregación proceden de la mano bondadosa de nuestro buen Padre Celestial. Él se deleita en que sus hijos den a conocer las necesidades que tienen, porque tiene un corazón generoso que se deleita en dar. No olvidemos que algunos de los más grandes ministerios en la historia del pueblo de Dios fueron fundados y mantenidos enteramente por la oración. El beneficio adicional a esta disciplina es que nosotros también crecemos en el proceso.
Desafíe el compromiso
Las personas en su congregación necesitan estar en un proceso donde su fe sea desafiada en forma permanente, pero cuando caemos en la rutina de creer que la vida espiritual no consiste en más que una seguidilla de reuniones, nuestro compromiso financiero también sufre. Acabamos ofrendando por rutina, con el espíritu adormecido. Entonces, si desea que la congregación crezca en esta área, tendrá que estimular su fe y edificar a los miembros como personas. Es común, en temas de finanzas, que intentemos crear sentimientos de culpa entre quienes no ofrendan en la dimensión que deberían. Resístase a esta tentación. La persona que da por sentimientos de culpa, lo hace sin que participe su corazón. Nuestro desafío entonces, es que la persona crezca en la totalidad de la vida, incluyendo la económica.
Incorpore proyectos fuera de la congregación
Es muy saludable para la congregación invertir en proyectos que no le significan ningún beneficio personal, pues nuestra mayor lucha es contra el egoísmo instalado en nuestros corazones. La mejor manera de combatir este problema es imitar el ejemplo de Cristo, que dio sin esperar nada a cambio. Existen muchos proyectos dignos de nuestro apoyo que no necesariamente los hemos comenzado nosotros. Adopte un misionero, aparte una ofrenda especial para los pobres, los enfermos o los presos, o invierta en la formación de algún obrero joven. Lo importante es animar a las personas para que tengan los ojos puestos en la Iglesia toda y no solamente en la congregación local. Muchas personas responderán con generosidad cuando ven que el dinero no está destinado exclusivamente a la iglesia local. La persona que da por sentimientos de culpa, lo hace sin que participe su corazónEjemplifique la generosidad
El impacto del ejemplo del pastor es una de las herramientas que más afecta la forma en que las personas manejan las finanzas. Sea una persona rica en buenas obras, acostumbrada a suplir con generosidad la necesidad de aquellos a su alrededor. Nos debe servir de modelo el ejemplo del apóstol Pablo, el cual dijo a los ancianos de Éfeso: «Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. Antes bien vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: “Más bienaventurado es dar que recibir”» (Hc 20.32–34). Cuando una congregación tiene al frente un líder mezquino tenga por certeza que la congregación acabará también por sufrir este mal.
Incorpore al calendario tiempos de celebración
Por lo general, hablamos del tema de las finanzas únicamente cuando existen necesidades en nuestro medio. La Palabra, sin embargo, está repleta de tiempos de celebración en que el pueblo recordaba las muchas y variadas formas en que Dios había suplido sus necesidades. No solamente los momentos extraordinarios —como el cruce del Mar Rojo— merecen celebraciones especiales. También es bueno invitar a la congregación a elevar acciones de gracias por la fidelidad de Dios en cubrir las necesidades diarias de la iglesia.
Si en el pueblo existe un corazón agradecido, que conoce bien la bondad del Señor, habrá más fidelidad al invertir generosamente, pues sabrán que la ofrenda que dan, en manos de Dios, será más valiosa que el importe que representa.
©Apuntes Pastorales 2000-2009, Volumen XXIII – Número 4, todos los derechos reservados.
  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
3 Comentarios
"La persona que da por sentimientos de culpa, lo hace sin que participe su corazón"
Que cierta esa frase!. Dar con culpa no nos edifica, demos sabiendo que todo pertenece al Señor.
Escrito el 29 Octubre, 2009
Antonia Bueno
Una necesidad imperiosa en nuestras congregaciones es repartir la ofrenda para las necesidades de los santos. Normalmente la ofrenda se la queda el pastor y el templo, pero y los necesitados de entre los santos? Sólo de vez en cuando se hace alguna pequeña ofrenda especial para alguno de ellos y no con mucha asiduidad. Es necesario volver a interesarse más por las personas que nos rodean que po... Leer mas »
Escrito el 23 Abril, 2010
georgina gonzalez salgado
NO CABE DUDA QUE DIOS TIENE TODO PERFECTAMENTE PREPARADO PARA EL TIEMPO EXACTO! MI PASTOR JOSUE RAMIREZ SANTIAGO AYER VERSO SU DISCIPULADO EN EL MISMO TEMA....¡ GLORIA A DIOS POR QUE MI PASTOR NO TEME HABLARLE A SUS DISCIPULOS ACERCA DEL MANEJO DE FINANZAS SANAS!
Escrito el 16 Diciembre, 2010
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Comentario: Escucha por Vida- La fuente principal en el internet para escuchar Audio Cristiano. Escu...
Comentario: Casa Nazarena de Publicaciones (CNP) es la editorial de la Iglesia del Nazareno en el id...
Iglesia Pentecostal independiente.
Ministerio dedicado al fortaecimiento espiritual y personal de las familias en Puerto Rico y el mund...
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com